Cuidar la salud antes que la enfermedad aparezca. Equilibrar aquello que falta. No desequilibrar lo que está en armonía. Estos son los tres pilares de un conocimiento antiguo, nacido en Italia hace siglos,  de una dinastía de herbolarios que revisó y dió forma a la tradición de la medicina popular en tiempos de hechizeros, cirujanos...., pero también de una sabiduría antigua que estaba perdiéndose en los albores de los grandes descubrimientos científicos.

La Decotopía es un método de procesamiento y transformación de plantas medicinales en un preparado líquido basado en una tradición secular. Los preparados decotópicos son productos con un claro valor  para la salud y tienen como objetivo mejorar el estado nutricional, optimizando las condiciones del bienestar general.

Estos productos no son medicamentos derivados de plantas, sino complementos alimenticios vegetales que no sólo favorecen las funciones del organismo, sino que se proponen como verdadera "especialidad alimentaria".

El nombre "Decotopía", a pesar de la afinidad fonética con el término "decocción", deriva  sus raíces del griego "Deka", para significar que es la terapia de las diez plantas. De hecho, mientras quie en la fitoterapia, para evitar posibles antagonismos, no se combinan más de tres o cuatro plantas, la Decotopía utiliza por lo menos  diez. En este método, cuanto mayor es el fraccionamiento decotópico, mayor es la elaboración y el valor del producto. De cada una de las diez plantas se extraen todos los principios activos y esto se logra a través de procedimientos suaves tales como infusión, maceración y la decocción. El extracto viene después concentrado en forma líquida, a través de un método que permite la conservación, sin el uso de alcohol, de azúcares o de conservantes. 

El resultado es un producto excepcionalmente puro y totalmente natural, no sólo en la formulación, sino también en el proceso de extracción y en la conservación.

El producto resultante NO ES UN SIROPE, NI UNA TINTURA MADRE, NI UN HIDROLATO. ES SIMPLEMENTE UNA FORMA GALENICA.

Fuente: Gianluca Mech SPA

Share this: